Available courses

Señala en la escala de la derecha, en qué medida los siguientes ítems / comportamientos, que describen los modos de desempeñarse una persona cuando interacciona con otras en diferentes situaciones, te representan, o describen tu modo de ser y hacer las cosas habitualmente, siendo los extremos de la escala:

  • 1 = no me representa / no me describe en absoluto 
  • 4 = me representa / me describe totalmente

Tómate el tiempo que necesites para responder, y recuerda que se trata de descubrir tus debilidades y fortalezas en las competencias clave del programa Talante Solidario, para mejorar y reforzar, por lo tanto es fundamental que seas sincero/a contigo mismo en las respuestas.


Es la capacidad para identificar los patrones y las causas de los problemas en diferentes contextos socio-culturales y de diversa naturaleza, utilizando para ello varios marcos de referencia y puntos de vista, y tomando decisiones más o menos sistematizadas y/o creativas en función de la naturaleza del problema, de los procedimientos y normas institucionales, así como la trascendencia del mismo en el entorno.

Es la capacidad de ser libre para aceptar o rechazar las demandas y estímulos del entorno socio-cultural, haciéndolo de forma educada, honesta, autónoma y ajustada a cada situación, respetando las necesidades y derechos de los demás sin renunciar a las propias necesidades y derechos, afirmando los propios valores como criterio para decir SÍ o para decir NO, y fomentando la asertividad en otros como forma de ayuda y desarrollo.

Es la capacidad para intercambiar información, significados y sentimientos de forma eficaz y eficiente, tanto en el rol de emisor como en el rol de receptor, así como de forma verbal y no verbal, incluso sabiendo interpretar los metalenguajes y utilizando con habilidad varios canales y formatos expresivos, anticipando e identificando en lo posible las posibles barreras presentes en el proceso, tanto internas como externas, para garantizar la mejor comprensión mutua.

Es la capacidad para identificar los pensamientos y sentimientos de los demás desde sus propias coordenadas espacio-temporales, lo que implica trasladarse mentalmente a su situación y circunstancias para comprenderles mejor y evitar etiquetarles  anticipadamente desde nuestros parámetros, así como gestionar adecuadamente la carga emocional que nos genera la situación ajena para evitar que nos desborde y garantizar que nuestra respuesta a su situación o problema sea de calidad humana y social.

Es la capacidad para adaptarse de forma creativa a las situaciones cambiantes e inesperadas propias de los entornos de alto dinamismo e incertidumbre, utilizando para ello un pensamiento flexible y actualizado de forma permanente, estimulando nuestras inteligencias múltiples, explorando nuevas rutas y habilidades creativas en los procesos y proyectos, y desafiando a las zonas de confort de los criterios, inercias sociales y protocolos de actuación cerrados y resistentes al cambio.

Es la capacidad para afrontar los retos y demandas del entorno con valentía, audacia y seguridad personal ajustada a las propias capacidades y recursos presentes en cada situación, lo que implica saber identificar áreas de mejora, incentivar la autonomía responsable en otras personas y equipos, diferenciar situaciones de aplicación pautada de las que permiten más iniciativa, así como actuar sin estar condicionados por la opinión y evaluación de los demás o la ansiedad ante nuevas situaciones que requieren nuevas respuestas.

Es la capacidad de inspirar e influir en las actitudes y comportamientos de otros desde el propio modo de ser y estar al servicio de los demás, independientemente del tipo de tarea que se haga y del rol o estatus social de quien hace la tarea, utilizando comportamientos, tanto verbales como no verbales, especialmente humanos y eficaces que atraen la atención e interés de los demás, y también comportamientos verbales y no verbales que inducen y empujan a otros hacia una actitud de servicio y generosidad en su modo de actuar y decidir.

Es la capacidad de pensar y actuar de forma eficiente y eficaz, siendo conscientes de los objetivos y de los medios que tenemos para alcanzarlos, así como la identificación de las mejores rutas para lograr dichos objetivos en cada contexto y en cada momento, utilizando para ello una serie de herramientas de pensamiento individual y colectivo eficaz, así como de expresión de dicho pensamiento en modos de hacer, herramientas y técnicas para el logro compartido de objetivos en proyectos y tareas espacio-temporales.

Es la capacidad de permanecer de forma fiel y confiada a los propios valores y principios manifestados en las tareas, relaciones humanas y proyectos a los que nos asociamos o vinculamos, venciendo la tentación al abandono del compromiso por circunstancias adversas o dificultades asumibles dentro de los límites de la integridad y dignidad personal, así como respondiendo de los propios actos y conductas en marcos compartidos de fortaleza axiológica y normativa que permitan también cierto margen de flexibilidad y previsión de cambios en razón de las circunstancias personales y del propio entorno.

Es la capacidad de integrar el propio rol y capacidades en una agrupación humana diversa que comparte unos objetivos, unos valores y una misión de forma solidaria e interdependiente, desarrollando vínculos emocionales positivos entre sus miembros, y utilizando para ello un conjunto de técnicas y herramientas que facilitan el mayor rendimiento y logro posible en cada contexto, así como los recursos internos que el propio equipo dispone y genera desde los talentos e inteligencias de cada unos de sus miembros.

Es la capacidad para identificar los patrones y las causas de los problemas en diferentes contextos socio-culturales y de diversa naturaleza, utilizando para ello varios marcos de referencia y puntos de vista, y tomando decisiones más o menos sistematizadas y/o creativas en función de la naturaleza del problema, de los procedimientos y normas institucionales, así como la trascendencia del mismo en el entorno.

Es la capacidad de ser libre para aceptar o rechazar las demandas y estímulos del entorno socio-cultural, haciéndolo de forma educada, honesta, autónoma y ajustada a cada situación, respetando las necesidades y derechos de los demás sin renunciar a las propias necesidades y derechos, afirmando los propios valores como criterio para decir SÍ o para decir NO, y fomentando la asertividad en otros como forma de ayuda y desarrollo.

Es la capacidad para intercambiar información, significados y sentimientos de forma eficaz y eficiente, tanto en el rol de emisor como en el rol de receptor, así como de forma verbal y no verbal, incluso sabiendo interpretar los metalenguajes y utilizando con habilidad varios canales y formatos expresivos, anticipando e identificando en lo posible las posibles barreras presentes en el proceso, tanto internas como externas, para garantizar la mejor comprensión mutua.

Es la capacidad para identificar los pensamientos y sentimientos de los demás desde sus propias coordenadas espacio-temporales, lo que implica trasladarse mentalmente a su situación y circunstancias para comprenderles mejor y evitar etiquetarles  anticipadamente desde nuestros parámetros, así como gestionar adecuadamente la carga emocional que nos genera la situación ajena para evitar que nos desborde y garantizar que nuestra respuesta a su situación o problema sea de calidad humana y social.

Es la capacidad para adaptarse de forma creativa a las situaciones cambiantes e inesperadas propias de los entornos de alto dinamismo e incertidumbre, utilizando para ello un pensamiento flexible y actualizado de forma permanente, estimulando nuestras inteligencias múltiples, explorando nuevas rutas y habilidades creativas en los procesos y proyectos, y desafiando a las zonas de confort de los criterios, inercias sociales y protocolos de actuación cerrados y resistentes al cambio.

Es la capacidad para afrontar los retos y demandas del entorno con valentía, audacia y seguridad personal ajustada a las propias capacidades y recursos presentes en cada situación, lo que implica saber identificar áreas de mejora, incentivar la autonomía responsable en otras personas y equipos, diferenciar situaciones de aplicación pautada de las que permiten más iniciativa, así como actuar sin estar condicionados por la opinión y evaluación de los demás o la ansiedad ante nuevas situaciones que requieren nuevas respuestas.

Es la capacidad de inspirar e influir en las actitudes y comportamientos de otros desde el propio modo de ser y estar al servicio de los demás, independientemente del tipo de tarea que se haga y del rol o estatus social de quien hace la tarea, utilizando comportamientos, tanto verbales como no verbales, especialmente humanos y eficaces que atraen la atención e interés de los demás, y también comportamientos verbales y no verbales que inducen y empujan a otros hacia una actitud de servicio y generosidad en su modo de actuar y decidir.

Es la capacidad de pensar y actuar de forma eficiente y eficaz, siendo conscientes de los objetivos y de los medios que tenemos para alcanzarlos, así como la identificación de las mejores rutas para lograr dichos objetivos en cada contexto y en cada momento, utilizando para ello una serie de herramientas de pensamiento individual y colectivo eficaz, así como de expresión de dicho pensamiento en modos de hacer, herramientas y técnicas para el logro compartido de objetivos en proyectos y tareas espacio-temporales.

Es la capacidad de permanecer de forma fiel y confiada a los propios valores y principios manifestados en las tareas, relaciones humanas y proyectos a los que nos asociamos o vinculamos, venciendo la tentación al abandono del compromiso por circunstancias adversas o dificultades asumibles dentro de los límites de la integridad y dignidad personal, así como respondiendo de los propios actos y conductas en marcos compartidos de fortaleza axiológica y normativa que permitan también cierto margen de flexibilidad y previsión de cambios en razón de las circunstancias personales y del propio entorno.

Es la capacidad de integrar el propio rol y capacidades en una agrupación humana diversa que comparte unos objetivos, unos valores y una misión de forma solidaria e interdependiente, desarrollando vínculos emocionales positivos entre sus miembros, y utilizando para ello un conjunto de técnicas y herramientas que facilitan el mayor rendimiento y logro posible en cada contexto, así como los recursos internos que el propio equipo dispone y genera desde los talentos e inteligencias de cada unos de sus miembros.

Es la capacidad de pensar y actuar de forma eficiente y eficaz, siendo conscientes de los objetivos y de los medios que tenemos para alcanzarlos, así como la identificación de las mejores rutas para lograr dichos objetivos en cada contexto y en cada momento, utilizando para ello una serie de herramientas de pensamiento individual y colectivo eficaz, así como de expresión de dicho pensamiento en modos de hacer, herramientas y técnicas para el logro compartido de objetivos en proyectos y tareas espacio-temporales.

Es la capacidad de integrar el propio rol y capacidades en una agrupación humana diversa que comparte unos objetivos, unos valores y una misión de forma solidaria e interdependiente, desarrollando vínculos emocionales positivos entre sus miembros, y utilizando para ello un conjunto de técnicas y herramientas que facilitan el mayor rendimiento y logro posible en cada contexto, así como los recursos internos que el propio equipo dispone y genera desde los talentos e inteligencias de cada unos de sus miembros.

Es la capacidad de permanecer de forma fiel y confiada a los propios valores y principios manifestados en las tareas, relaciones humanas y proyectos a los que nos asociamos o vinculamos, venciendo la tentación al abandono del compromiso por circunstancias adversas o dificultades asumibles dentro de los límites de la integridad y dignidad personal, así como respondiendo de los propios actos y conductas en marcos compartidos de fortaleza axiológica y normativa que permitan también cierto margen de flexibilidad y previsión de cambios en razón de las circunstancias personales y del propio entorno.

Es la capacidad para identificar los patrones y las causas de los problemas en diferentes contextos socio-culturales y de diversa naturaleza, utilizando para ello varios marcos de referencia y puntos de vista, y tomando decisiones más o menos sistematizadas y/o creativas en función de la naturaleza del problema, de los procedimientos y normas institucionales, así como la trascendencia del mismo en el entorno.

Es la capacidad de ser libre para aceptar o rechazar las demandas y estímulos del entorno socio-cultural, haciéndolo de forma educada, honesta, autónoma y ajustada a cada situación, respetando las necesidades y derechos de los demás sin renunciar a las propias necesidades y derechos, afirmando los propios valores como criterio para decir SÍ o para decir NO, y fomentando la asertividad en otros como forma de ayuda y desarrollo.

Es la capacidad para intercambiar información, significados y sentimientos de forma eficaz y eficiente, tanto en el rol de emisor como en el rol de receptor, así como de forma verbal y no verbal, incluso sabiendo interpretar los metalenguajes y utilizando con habilidad varios canales y formatos expresivos, anticipando e identificando en lo posible las posibles barreras presentes en el proceso, tanto internas como externas, para garantizar la mejor comprensión mutua.

Es la capacidad para identificar los pensamientos y sentimientos de los demás desde sus propias coordenadas espacio-temporales, lo que implica trasladarse mentalmente a su situación y circunstancias para comprenderles mejor y evitar etiquetarles  anticipadamente desde nuestros parámetros, así como gestionar adecuadamente la carga emocional que nos genera la situación ajena para evitar que nos desborde y garantizar que nuestra respuesta a su situación o problema sea de calidad humana y social.

Es la capacidad para adaptarse de forma creativa a las situaciones cambiantes e inesperadas propias de los entornos de alto dinamismo e incertidumbre, utilizando para ello un pensamiento flexible y actualizado de forma permanente, estimulando nuestras inteligencias múltiples, explorando nuevas rutas y habilidades creativas en los procesos y proyectos, y desafiando a las zonas de confort de los criterios, inercias sociales y protocolos de actuación cerrados y resistentes al cambio.

Es la capacidad para afrontar los retos y demandas del entorno con valentía, audacia y seguridad personal ajustada a las propias capacidades y recursos presentes en cada situación, lo que implica saber identificar áreas de mejora, incentivar la autonomía responsable en otras personas y equipos, diferenciar situaciones de aplicación pautada de las que permiten más iniciativa, así como actuar sin estar condicionados por la opinión y evaluación de los demás o la ansiedad ante nuevas situaciones que requieren nuevas respuestas.

Es la capacidad de inspirar e influir en las actitudes y comportamientos de otros desde el propio modo de ser y estar al servicio de los demás, independientemente del tipo de tarea que se haga y del rol o estatus social de quien hace la tarea, utilizando comportamientos, tanto verbales como no verbales, especialmente humanos y eficaces que atraen la atención e interés de los demás, y también comportamientos verbales y no verbales que inducen y empujan a otros hacia una actitud de servicio y generosidad en su modo de actuar y decidir.

Es la capacidad para identificar los patrones y las causas de los problemas en diferentes contextos socio-culturales y de diversa naturaleza, utilizando para ello varios marcos de referencia y puntos de vista, y tomando decisiones más o menos sistematizadas y/o creativas en función de la naturaleza del problema, de los procedimientos y normas institucionales, así como la trascendencia del mismo en el entorno.

Es la capacidad para identificar los pensamientos y sentimientos de los demás desde sus propias coordenadas espacio-temporales, lo que implica trasladarse mentalmente a su situación y circunstancias para comprenderles mejor y evitar etiquetarles  anticipadamente desde nuestros parámetros, así como gestionar adecuadamente la carga emocional que nos genera la situación ajena para evitar que nos desborde y garantizar que nuestra respuesta a su situación o problema sea de calidad humana y social.

Es la capacidad de permanecer de forma fiel y confiada a los propios valores y principios manifestados en las tareas, relaciones humanas y proyectos a los que nos asociamos o vinculamos, venciendo la tentación al abandono del compromiso por circunstancias adversas o dificultades asumibles dentro de los límites de la integridad y dignidad personal, así como respondiendo de los propios actos y conductas en marcos compartidos de fortaleza axiológica y normativa que permitan también cierto margen de flexibilidad y previsión de cambios en razón de las circunstancias personales y del propio entorno.

El curso de formación de tutores/as tiene como objetivo capacitar para la función tutorial de voluntarios y voluntarias en el programa formativo Talante Solidario.

Las temáticas abordadas en cada bloque coinciden igualmente con los tres bloques del proceso de aprendizaje de una competencia en Talante Solidario más un bloque inicial sobre pedagogía competencial en Talante Solidario:

1.     Introducción a la pedagogía de las competencias en Talante Solidario.

2.     Conocimientos y preguntas de comprensión.

3.     Ejercicios de entrenamiento competencial y casos prácticos.

4.     Entrevista a persona experta, autoevaluación final e informe del tutor.

Cada uno de estos bloques tiene asociada una serie de vídeos relativos a lo que debe comprender y saber el tutor/a en ese bloque.

Además de los vídeos formativos, hay dos documentos teóricos en PDF, que son la Guía del Tutor (para estudio personal) y la Guía Rápida para la Tutoría en Talante Solidario. La Guía del Tutor contiene ejercicios prácticos para entrenarse en la Tutoría, que conviene hacer conforme se va adquiriendo la competencia en la tutoría.

El curso finaliza con un periodo de prácticas de tutorización real de un grupo de alumnos, junto con César García-Rincón que irá acompañando y supervisando el proceso del tutor/a en prácticas.

Es la capacidad para identificar los pensamientos y sentimientos de los demás desde sus propias coordenadas espacio-temporales, lo que implica trasladarse mentalmente a su situación y circunstancias para comprenderles mejor y evitar etiquetarles  anticipadamente desde nuestros parámetros, así como gestionar adecuadamente la carga emocional que nos genera la situación ajena para evitar que nos desborde y garantizar que nuestra respuesta a su situación o problema sea de calidad humana y social.

Es la capacidad para intercambiar información, significados y sentimientos de forma eficaz y eficiente, tanto en el rol de emisor como en el rol de receptor, así como de forma verbal y no verbal, incluso sabiendo interpretar los metalenguajes y utilizando con habilidad varios canales y formatos expresivos, anticipando e identificando en lo posible las posibles barreras presentes en el proceso, tanto internas como externas, para garantizar la mejor comprensión mutua.

Es la capacidad de pensar y actuar de forma eficiente y eficaz, siendo conscientes de los objetivos y de los medios que tenemos para alcanzarlos, así como la identificación de las mejores rutas para lograr dichos objetivos en cada contexto y en cada momento, utilizando para ello una serie de herramientas de pensamiento individual y colectivo eficaz, así como de expresión de dicho pensamiento en modos de hacer, herramientas y técnicas para el logro compartido de objetivos en proyectos y tareas espacio-temporales.

Es la capacidad para afrontar los retos y demandas del entorno con valentía, audacia y seguridad personal ajustada a las propias capacidades y recursos presentes en cada situación, lo que implica saber identificar áreas de mejora, incentivar la autonomía responsable en otras personas y equipos, diferenciar situaciones de aplicación pautada de las que permiten más iniciativa, así como actuar sin estar condicionados por la opinión y evaluación de los demás o la ansiedad ante nuevas situaciones que requieren nuevas respuestas.

Es la capacidad para adaptarse de forma creativa a las situaciones cambiantes e inesperadas propias de los entornos de alto dinamismo e incertidumbre, utilizando para ello un pensamiento flexible y actualizado de forma permanente, estimulando nuestras inteligencias múltiples, explorando nuevas rutas y habilidades creativas en los procesos y proyectos, y desafiando a las zonas de confort de los criterios, inercias sociales y protocolos de actuación cerrados y resistentes al cambio.

Es la capacidad de integrar el propio rol y capacidades en una agrupación humana diversa que comparte unos objetivos, unos valores y una misión de forma solidaria e interdependiente, desarrollando vínculos emocionales positivos entre sus miembros, y utilizando para ello un conjunto de técnicas y herramientas que facilitan el mayor rendimiento y logro posible en cada contexto, así como los recursos internos que el propio equipo dispone y genera desde los talentos e inteligencias de cada unos de sus miembros.

Es la capacidad de inspirar e influir en las actitudes y comportamientos de otros desde el propio modo de ser y estar al servicio de los demás, independientemente del tipo de tarea que se haga y del rol o estatus social de quien hace la tarea, utilizando comportamientos, tanto verbales como no verbales, especialmente humanos y eficaces que atraen la atención e interés de los demás, y también comportamientos verbales y no verbales que inducen y empujan a otros hacia una actitud de servicio y generosidad en su modo de actuar y decidir.